5 consejos para empezar con el Paddle Surf

13 mayo, 2018 Trucos
Consejos paddle surf - trucos para mejorar en Paddle Surf

Consejos y trucos para el Paddle Surf

Si eres nuev@ en esto del Paddle Surf, puede que hayas seguido dos caminos:

  • Has empezado de la mano de un instructor que te ha explicado los básicos, con lo cual empezarás con una buena base que te ayudará a mejorar poco a poco tu técnica
  • Te has tirado a la piscina (o a la playa, nunca mejor dicho) y empiezas sin tener demasiada idea de cuáles son las mejores técnicas.

Tanto si tienes quien te acompañe como si vuelas libre desde el primer día, te dejamos unos cuantos consejos que seguro que te ayudarán a mejorar con tu paddle surf hinchable… ¡A continuación!

 

¿Cómo remar en Paddle Surf?

Típico error de principiante pensar que solo se rema con los brazos. Luego viene cuando sales del agua con agujetas y dolor de hombros o codos. “Li cilpi li tini il piddli”. Pues no. En el deporte SUP debemos utilizar toda la fuerza de nuestros brazos y de nuestro torso. En cada remada debéis notar como los músculos del pecho, abdomen y piernas están trabajando en el mismo sentido que los brazos…siendo gráficos y graciosos, hay que remar «como un renacuajo».

 

Remar estilo Pocahontas

Para que nuestro remado tenga potencia y sea eficaz debemos posicionar bien las manos en el remo. ¿Juntas o separadas? Separadas. La posición correcta de las manos es una en pomo de la pértiga del remo y la otra en la mitad de esta.

 

Hunde bien la pala

Finalmente, hay que meter bien la pala en el agua. Ni del revés… ni muy en la superficie. Para conseguir un remado eficaz debemos estirar bien ambos brazos y clavar la pala completamente dentro del agua. Todo esto con la posición firme y sin mover los pies.

 

Trucos equilibrio Paddle Surf: las piernas no van a ser tu equilibrio

¿Cuántas veces tienes que caerte del paddle para aprender? Dos máximo… si sigues estos consejos, claro. En el paddle surf los pies deben ir ligeramente separados y alineados con nuestros hombros. Una vez coges la posición y mantienes el equilibrio, es importante mantenerte recto y con los pies clavados en la tabla.

 

¡No te mires los pies!

La postura ideal es en el centro de la tabla, con los pies separados a la altura de los hombros y con el cuerpo recto. No podemos curvarnos, ni echar el peso hacia atrás ni hacia adelante. Por ello, es imprescindible mirar al frente, te ayudará a mantener la postura recta y firme.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *